7 LUGARES IMPERDIBLES EN EL VALLE SUR DEL CUSCO

Templos, barrios enteros… Aquí podrás conocer el recorrido obligado que todo cusqueño debería hacer para conocer su ciudad y que todo turista querrá conocer. Y todo con la fascinante magia que todo aquel que pisa la ciudad sagrada de los incas afirma sentir.

Escribe: Eduardo Luza Pillco       Fotos: Diego Nishiyama y Aaron Tapia

 

PARQUE ARQUEOLOGICO DE TIPÓN

 El parque  arqueológico de Tipón, se ubica dentro de los terrenos de la Comunidad de Choquepata, en el distrito de Oropesa, provincia de Quispicanchi. Se acede por la carretera hacia Puno, hasta el Km. 17.5 y luego se sigue por un ramal asfaltado de 2 km. El parque, está compuesto por 9 monumentos: tiponPitupujio; Sinkuna kancha; Patallaqta; Tipón; Intiwatana; Pukutuyuq; Pukara; Cuzmoqo; Hatunwayq’o.

El termino Tipón, deriva del vocablo quechua  T’impuy, que significa donde hierve o hervir, esto debido a la cantidad de surgentes de aguas subterráneas.

En Tipón se puede apreciar recintos reales y jardines, mandados a edificar por el Inca Wiracocha. Aunque algunos entendidos señalan que fue construido durante el gobierno de Yawar Huacac y concluido por Wiracocha. Lo destacable en Tipón, son los canales de agua que riegan todos los andenes, por allí se indica que también pudo haber sido un templo dedicado al culto al agua.

 

 

PIKILLACTA

pikiLa ocupación Wari más grande en la región del Cusco es Pikillacta, que se encuentra en la cuenca de Lucre, aproximadamente a 30 kilómetros al sudeste de la ciudad del Cusco. Cieza de León visitó este yacimiento bien conservado a poco de la invasión Europea. El apogeo de la ciudad de Pikillacta, se estima entre los años 800 y 1100 d.C.

El acceso a Pikillacta, se da por la carretera a Puno, hasta el kilómetro 32,2 y de allí se toma una trocha carrozable que conduce hasta la misma ciudad.

Etimológicamente, Pikillacta proviene de dos vocablos quechuas, que quiere decir: Piki = Pulga y Llacta = tierra-pueblo (pueblo de pulgas).

Pikillacta, es una ciudad que presenta amplias zonas, calles rectas y largas, manzanas de edificios de planta rectangular, actualmente presenta cerca de mil casas, lo que implica que en su mejor momento debió ser mucho más grande. Las paredes de estas casas, fueron trabajadas con piedras pequeñas y mortero de barro, los interiores, estaban enlucidos con yeso. Dichas paredes son de gran altura, probablemente los edificios, debieron tener más de dos niveles.

 

ANDAHUAYLILLAS

ETIMOLOGÍA

El nombre de Antahuaylla, tiene dos conocidas acepciones, la primera de dos vocablos quechuas en el que anta significa venado y huaylla pradera verde o humedal, esAnda decir “pradera donde están los venados”. La segunda acepción señala que anta es cobre o cobrizo y huaylla pradera, es decir “pradera de cobre” por el color cobrizo de los atardeceres en ciertas épocas del año.

La historia de Andahuaylillas está  ligada a la política evangelizadora de la corona española y al templo, resalta la figura de su doctrinero Juan Pérez de Bocanegra. Su labor en la evangelización de su feligresía en Andahuaylillas, durante casi una década, entre 1618 y 1628, se tradujo en la propuesta de mandar a pintar los muros del templo con grandes programas evangelizadores. A él se le atribuye haber comprometido al pintor criollo Luis de Riaño a trabajar los murales y algunos de los lienzos que admiramos hoy en el templo.

La mayor atracción de Andahuaylillas, es el templo colonial, que fue construido a fines del siglo XVI inicio del siglo XVII. Advocado al apóstol San Pedro.

En el interior de la capilla, se aprecia una decoración mural que data del siglo XVII, el mural principal se encuentra en el coro bajo, titulado las dos vías o El Camino al cielo, el Camino al infierno. También destaca el artesonado así como los dos órganos, que fueron pintados por el maestro Luis de Riaño., también sobre sale la puerta pentalingue, se llama así porque, hay una oración en cinco idiomas (Quechua, español, latín, aymara y puquina).

 

CAPILLA DE HUARO.

Huaro, está situado sobre una terraza aluvial angosta que se va ampliando en dirección al río Vilcanota que está en la margen izquierda del poblado y en la margen derecha se encuentra el río Huaro, que desemboca sus aguas en el Vilcanota.

HuaEl templo posee un atrio pavimentado con piedras de canto rodado de colores que forman figuras geométricas.

El interior del templo está completamente decorado, la techumbre muestran los alfarjes o casetonados son de madera de aliso y policromados, el muro de pies contiene en ambos costados del portón, escenas de catequesis relativas a la muerte. Los dos muros está decorada con pintura mural realizadas por Tadeo Escalante, en sectores de la nave la pintura simula franjas tejidas colgadas a modo de tapices, en diferentes colores predominando el verde y con decoración floral y geométrica. Existen otras franjas en la que se aprecia escenas de la vida cotidiana y vida mundana, como escenas galantes con parejas, corridas de toros, parejas en coloquios.

 

CAPILLA DE CANINCUNCA

Canincunca, proviene de dos voces quechuas Canin (morder) cunca (cuellos morder el cuello), que significa la fusión de dos cerros considerados míticos y cuyos nombres no han sido identificados, pero que tuvo tres finalidades económico, religioso y cultural. Se encuentra a una distancia de 40 kilómetros de la ciudad del Cusco. CaniLa ocupación se dio aún en la época pre inca con la cultura Wari y que luego en el siglo XV fue reutilizado por los incas.

Se sabe que en la zona de Canincunca, había una huaca en forma piramidal con pisos funerarios interiores, en la época inca fue reutilizado como deidad del agua. En este lugar se realizaban fiestas en la época de crecimiento del maíz. Actualmente se lleva una feria.

Los antecedentes mencionados permiten deducir que no fue casual que en este lugar se edificara una capilla. Este sitio, que fuera lugar ceremonial importante en tiempos prehispánicos, estaba destinado a ser lugar de devoción dentro de la política evangelizadora que implantara España en el Nuevo Mundo.

La actual existencia del cementerio en la ladera posterior a la capilla, también nos refiere este vínculo con sitios sagrados prehispánicos. El cementerio pudo existir desde el momento de la construcción de la capilla. Actualmente está en uso y sirve a los asentamientos aledaños, especialmente al poblado de Huaro y a los nuevos asentamientos frente a la capilla formados casi 20 años atrás, denominados Virgen Purificada y Bellavista. El interior de la capilla, está decorada con pintura mural, que datan de los siglos XVI y XVII.

 

 

CAPILLA DE CHECACUPE

ChecaEl distrito de Checacupe, se ubica en un extremo de la cuenca del río Vilcanota, durante el periodo pre inca, fue hábitat de grupos étnicos locales y de migrantes del altiplano, entre ellos la federación Kanche y K’ana. Los incas durante su apogeo sometieron a dichos grupos, pero también lo utilizaron como paso obligado hacia el Collasuyu, por lo que se estableció en esta zona un tambo.

La capilla de Checacupe, está advocado a la Inmaculada Concepción, es una construcción renacentista constituida por muros de adobes sobre bases incas, cuyas evidencias se pueden apreciar en el interior de la capilla.

La ornamentación interna de la capilla es variada, pues se puede observar pintura mural, que datan de los siglos XVI y XVII, lienzos del siglo XVI, XVII y XVIII, retablos barrocos, un artesonado mudéjar en el sector del presbiterio.

Otra de las maravillas artísticas que presenta la capilla de Checacupe, es el púlpito de estilo barroco que se alza sobre el muro de la epístola delante del arco triunfal.

Checacupe, ahora muestra no solo la capilla de la Inmaculada Concepción, sino que también se puede apreciar el puente colonial y una réplica de un puente inca que sirven como atractivo turístico.

 

RAQCHI

El complejo de Raqchi, se encuentra ubicado en la ribera derecha del río Vilcanota, en la planicie del mismo nombre, en el distrito de San Pedro de Cacha, perteneciente a la provincia de Canchis. Está a 125 km. del Cusco.

El monumento arqueológico de Raqchi cuenta con doce sectores: Templo de Wiracocha; Qolqas, Carcelnioq; Ch’eqata; Qea; Yanamanchi; K’unmuqaqa; Chijchipampa; RaqMik’i Uno; Soq’a Moqo; Muk’iwasi; Qeuña Pata; Chaskiwasi; Ch’ullamallki; Pata Pata.

De todos estos sectores el más importante es el Templo de Wiracocha. De acuerdo a Garcilaso, el templo fue construido durante el gobierno de Wiracocha y fue dedicado al dios Wiracocha que es considerado como el hacedor del mundo.

El templo tiene una longitud de 92 metros por 26 de ancho y 12 metros de altura. El muro está sustentado por bases líticas que llegan a los tres metros de altura, existían diez ventanas, lo que hace suponer que debió tener un segundo nivel con igual número de puertas y ventanas. A cada lado del muro, se observan dos hileras de columnas, cada fila de 11 columnas siendo un total de 22.

Por otro lado, las qolqas forman parte de un sector importante, pues se cuentan más de un centenar de almacenes en los que se guardaban diversos productos, sobre todo granos, aunque hay evidencias que también pudieron cumplir funciones rituales.