7 POETAS

NOS REUNIMOS CON 7 POETAS QUE PODRÍAN TRASCENDER LA HISTORIA DE NUESTRAS LETRAS, SU VISIÓN PARTICULAR NOS AYUDARÁ A ENTENDER NUESTRA MOVIDA CULTURAL.

Escribe: Goliard Tohalino          Fotos: Santiago Pestana – Aarón Tapia 

Edith1El término “poeta” se equiparó durante algún tiempo al de “poetisa”, ¿qué significan ambos términos?, pues lo mismo pero la connotación tiene su historia: “poetisa” nació como un reclamo del movimiento feminista (aún lo reclaman activistas como Ana Rossetti) que al final sólo sirvió como término peyorativo en el mundo literario, por lo mismo que hay líderes y lideresas y escritores y escribidores. De hecho, la mayoría de nuestras escritoras no quieren etiquetarse como “poetas”.

“No me siento una “poeta” porque para mí esas son palabras mayores…hay que ser un Vallejo, una Varela, hay que romper esquemas y decir las cosas en un lenguaje tan propio que solo tú puedas decirlo de esa manera” nos comenta EDITH VEGA-CENTENO CHÁVEZ, una limeña que, en verdad, ha sido cusqueña desde su infancia, creció en un Cusco de días lluviosos que se abría entre ecos de coches bombas y olor a tierra mojada. Estudió Ciencias de la Comunicación y Publicidad y empezó a escribir activamente desde los 19 años, “escribir es más como una respuesta porque si no la lectura termina siendo un monólogo del autor en el que uno como lector participa pero a la vez está sujeto a la creación de otra persona, así que escribir es más un acto de rebeldía del lector. Ahora, no todos los lectores terminan siendo escritores, pero los escritores suelen ser buenos lectores”. Quizá por eso Edith de niña al terminar de leer su primer libro lo primero que hizo fue reescribirlo. Contemplar el arte se vuelve también arte: una forma de recreación de la obra en cada espectador que en verdad es otro artista. La re-escritura de Edith estuvo inspirada en Eilson, en Vallejo, en la simpleza de Watanabe o en lo lúdico de Corcuera. Esa poesía tan propia que por momentos nos hace intimar con algo desconocido apareció en revistas, compilaciones y páginas webs pues Edith aún no ha publicado nada oficial, sin embargo, su participación en importantes eventos como Enero en la Palabra, La Caravana Poética y la semana del Arco Iris – Festival de Arte la consagraron.

 

La artista y actriz LENYAN VEKA también eclipsa el unilateral concepto de arte en medio de sus diversos intereses fusionados en su única manera de concebir el arte. Ganadora del primer lugar del Concurso Literario “La Copa de Doce Ángulos” (Arequipa, 2016), Lenyan estudió en la Universidad Nacional de Bellas Artes “Diego Quispe Tito” pero llevó también talleres especializados de teatro y danza (especialmente danza contemporánea). De hecho, el conjunto de aficiones se enraízan en suLenyan2 niñez. “Recuerdo haber cogido los lápices y aprender a escribir a los seis años donde nació mi primer poema en color rojo escrito a mi madre, quien fue y es mi compañera aun”, su padre había dejado un poemario que Lenyan llevaba consigo mientras crecía junto a los de Pablo Neruda o Bécquer, su interés fue creciendo “puse más énfasis en la poesía aún con ese primer poemario que había dejado mi padre y que a los 27 años recién me enteré que era de él”. Su influencia se amplió con los Antipoemas (Winston Orrillo), Blanca Varela o Edgar Allan Poe, precisamente su arte tomó un matiz propio de tenebrosidad erótica, un espacio que probablemente hacía falta en nuestra movida local, por lo mismo se volcó al performance de este tipo en las exposiciones del colectivo Pornotopia (Arte Erótico Vol 1 y 2, 2016-17), de Uku Pacha (Sweet Cusco, Prótesis, 2017) y del Festival Aquelarre (Arequipa, 2017). Participó en el festival Arco Iris  (2010 – 16) y en El Cusco Arte Independiente (Ministerio De Cultura Cusco, 2016). Un artista también puede ser organizador de estos eventos y su experiencia tanto en el arte como en la gestión cultural (Todas Las Voces, proyecto poético nacional en 2017 y talleres en Lima Lee, Feria Del Libro) le dio un conocimiento más profundo del propio ser humano, “tengo compañeros que ya no quieren reprimir lo que sienten…emergen las mujeres y dejan de ser las que se encierran en casa con bártulos. Es difícil hacer arte porque parece un oficio mezquino en nuestro país pero luchamos por surgir y unir lazos”. Sus escritos se encuentran condensados en cuatro textos: “Impulsos I” y “II” (2009-2010), “hELado Oscuro” (2011), “Simétrica Amorosa” (2012) y “Veka” (2013).

 

“Tú no sabes la grave necesidad de beber que tengo,

beberme el cielo gris que me amenaza dejarme sobria.

Tú no imaginas las ganas de beber que tengo

porque solo desde esos rascacielos puedo disparar con calma

a todos, sin que nadie se dé cuenta que van desapareciendo” (Orgasmia…)

Este fragmento de poema corresponde a otra de las artistas más originales de la actualidad LISSETTE VERA OTAZU  (Ssett Vincent), ella también es egresada de la Universidad de Bellas Artes “Diego Quispe Tito”; como escultora, pintora y poeta recorre una lugubridad llena de matices propios: un juego -muy serio- entre la fantasiosa inocencia y su propia sombra. Ella misma también duda de llamarse poeta a pesar de realidades demostrativas: habiendo empezado a escribir a los 16 años, tan sólo un año después fue invitada a un Coloquio Nacional de Poesía (organizada por CarLissette3los Sánchez) donde recitó nada menos que 20 poemas seguidos, fue calificada por los experimentados contertulios como “vallejiana”. “Recibí muchas felicitaciones, creo  fui feliz aquella noche aunque nunca volví a experimentar tal sentimiento, luego por el contrario, una especie de vergüenza me remordía por hacer público mis sentimientos”. Probablemente aquella expulsión elocuente y brutal de emoción fue debida a una fuerte contención que fue formando su enrarecida e introspectiva lírica. “Inicie escribiendo a  los 16 años, creo que fue el dolor que me empujó a cometerlo, casi toda mi vida me fue imposible socializar y la única forma que había descubierto aquel entonces era transcribiendo mis sentimientos de atentar contra todo porque sentía agresión al sentirme diferente”. Se desarrolló entre callar o gritar y hoy Lissette participa activamente de diversos eventos poéticos, ha estado en Enero en la Palabra, en la Caravana Poética, en el Colectivo Uku Pacha y en Aquelarre (Arequipa, 2016). Ha participado en algunos fanzines colectivos como Smog (2006), Tiempo Tocapu (2007) y Eghos (2008), así como en algunas revistas de Lima (2014 – 15), finalmente publicó su poesía e ilustración en la revista Incari Collari (2013). La paradoja de este particular sentir se aspira en cada poema, cuadro o escultura de niña emergida de un mundo extraño al nuestro y que se adentra en las sombras de este mundo, y no al revés, como la mayoría cree. Muchas veces la luz para el artista es la sombra para los demás, y la sombra no tiene por qué ser, en verdad, una sola y única, comprobadísimo en nuestras poetas Lenyan o Lissette.

 

Violeta4

La influencia universal de Vallejo o Neruda también acompañan a la antropóloga VIOLETA CONTRERAS (hija de Hugo Conteras director de la Asociación Cultural Kapuli), de familia de artistas, sus juegos consistían en presentaciones ante amigos y familiares, por eso, como un juego más, incursionó en la música componiendo junto a su hermano y llegando a presentarse en La Grieta o La Oveja Negra, bares que se vuelven centros de la trova y del lirismo cusqueño. En el 2000 participó del VII encuentro de Poetas del Perú y Latinoamérica “David Samanez Florez”. Parte de su producción se encuentra en la publicación: “Armonía e Piedra” (2002). Participó en recitales e intervenciones en las calles y cementerios con el colectivo Cantera que publicó la antología poética: “Espíritu en Barro” (2003). Violeta no participa de ningún colectivo al día de hoy aunque es probable que pronto retome su activismo artístico pronto.

 

Mariel5

 

 Probablemente estas épocas sean más vistosas para nuestra movida local pero tal vez el análisis nos llevé a otro punto de vista: la poética disruptiva de MARIEL INFECTED engancha momento con olor a infinito y reflexión sin necesidad de racionalizar; ella escribe hace unos 10 años. “En este tiempo (2007) la movida poética en Cusco fue mejorando: no sólo se esperaba un evento para que los interesados se den a conocer, sino que también lo hacían independientemente, abarcando más espacios de arte…ya no sólo el grupo predilecto de poetas”. La independencia se nota en su propio trayecto, Mariel lleva consigo siempre no sólo poemas y cuentos, si no frases, es el minimalismo que puede ser en el fondo, gigante, el detalle como un todo. “Podría decir que escribo por mero gusto o porque permanecí callada mucho tiempo, al hacerlo me siento más libre, más liviana, más yo”.

 

 

La problemática de la actividad cultural local va en diferentes direcciones, quizá el ánima del sur diverja de la del norte, una diferencia hoy, sin duda, menor. NELLY PATRICIA ORCCON, es una poeta cusqueña pero que radica mayormente en Arequipa, allí y también en Lima tuvo la oportunidad de colaborar en esos grandiosos y necesarios libelos de la era actual, en los fanzines. “La lectura significa un medio de constante búsqueda. La escritura surgio como medio de catarsis”. 

Nelly6Nelly tiene un concepto, más bien una certeza interior de que la poesía de algún modo puede inundar toda esa imperfección primeriza que es el mundo; encuentra así poesía no sólo en sus influencias (Vallejo, Heraud o Alberto Hidalgo) sino en las novelas de Hesse, Saramago o Camus. Ha participado en Enero en la Palabra (2016), y con esa misma independencia de las poetas que ya vimos tiene un poemario cartonero: “Secuencias”. Los poemas cartoneros son como los libros-objeto, una creación independiente, artesanal, completamente propia, un reflejo del mundo subcultural que ha estado vigente desde siempre.

 

La nueva generación de poetas, en donde ubicamos a GABRIELA PINARES PAYNE, tiene esta herencia “subte” como connatural a su esencia. Y la esencia de Gabriela es una luz obcecada entre sus infinitos espectros. Su visión mágica de la vida y la muerte nos la muestra contando cuentos desde niña, como una narradora de otros mundos, y luego ya como estudiante de derecho, anteponiendo a las leyes mundanas otras desconocidas. Amante del mundo natural vive inmersa en este mundo copado de artificialidad, tanto que la realidad parece verdaderamente irreal.

Gabriela7

Todas estas historias fluyen como el humo de cigarro entre sus labios, una costumbre muy cuentista, una costumbre ribeyrana que corona nuestra literatura y que en Gabriela como en toda esta nueva generación tienen un fruto deliciosamente escondido, como flor o bomba, porque cada generación tiene su propia explosión, su propio florecer, un big bang incesante. Para Edith una movida local tiene, justamente, que moverse para existir “creo que podríamos hacer que la movida fuera más movida y menos local”. “La movida cultural en Cusco ha ido difundiéndose, se está generando mucho más arte en estos tiempos”, es la apreciación de Gabriela que bien podría acoplarse a la de Mariel Infected, quien rescata esa independencia de lo no publicado: “quizá nunca busqué que mi nombre sea reconocido”, que puede volverse una invocación mágica, como nos dice Lissette: “Probablemente publique un día para alguien interesado, que se sienta identificado, ese podría ser el fin de la poesía”.

Conozco directa o indirectamente a todas estas artistas y a lo largo del tiempo he sentido una alquimia operada en mí, esa especie de encantamiento trasciende cualquier movida o época. Mis sentimientos personales por ellas harían un octavo mundo, un mundo que prefiero reservar ahora, el mejor gracias por conocerlas que se me puede ocurrir es retratando un poco de cada uno de sus maravillosos mundos, y es poco como para retribuir a ese multiverso original y diferente de nuestras letras, sé que aún viene otra gran explosión!…