Kenneth O’brien La Vida En Foco

Cusqueño. Es uno de los directores peruanos más reconocido en la industria audiovisual. Radica en Miami hace más de una década desde donde dirige su casa productora Fílmiko, con la que ha logrado trabajar con grandes marcas y artistas internacionales. Hoy nos cuenta sobre el desarrollo de “The Cusco Project” y otros planes futuros. En el 2012 fue nominado a los Grammy Latino para la categoría Mejor Video Musical .
Kennet O'brien

¿Cómo nace tu pasión por el cine?

La relación con el cine se dio desde niño, sin darme cuenta. Cuando tenía 11 años, mi padre les compró una cámara de video Hi8 a unos amigos que venían de Nueva York. La descubrí y comencé a jugar con ella, después llamé a los amigos del barrio y así nació nuestro primer corto, experimentando. Siempre me causó fascinación la magia de contar historias con imágenes.

¿Cusco te ha servido de inspiración para tus producciones? ¿Tienes otros elementos inspiradores aparte de este?

Definitivamente Cusco es y será una fuente de inspiración para mí, ya hablando en general, los elementos que me rondan constantemente la cabeza son la música, astrología, física, las emociones del ser humano, lo enigmático de la consciencia y la mente.

Sobre The Cusco Project, ¿cómo va el proceso de realización hasta ahora y los resultados del crowfunding que iniciaste?

The Cusco Project está avanzando, se está moviendo. Por fin, después de mucho trabajo, en julio pasado, pudimos rodar la primera parte del documental y la más complicada-dicho sea de paso- porque rodamos (audio y video) con “Arcoiris de Cusco” la interpretación los temas en vivo. También grabamos las entrevistas de todos los miembros de la banda y las infaltables tomas de apoyo. Todo esto lo logramos gracias al chispazo inicial obtenido en el crowdfunding, lo demás es inversión personal. Estoy dejando el pellejo en este proyecto, pero hay forma de echarme para atrás. En septiembre empecé a editar el material que tengo, mientras seguimos en la búsqueda de fondos para regresar a rodar lo que falta, que son básicamente entrevistas a los demás personajes y b-roll.

Comentaste que el propósito de The Cusco Project es transmitir una historia de amor hacia la música, ¿podemos suponer que tienes intereses profundos respecto al campo musical?

La música es una de las cosas que más disfruto, creo que la música es capaz de cambiar una realidad, una vida. En lo personal, siempre estoy involucrado al 100% con la banda sonora de todo lo que hago en video. No prestarle interés sería como dejar el proyecto a medias.

También tienes un trabajo sólido y reconocido en la producción de videoclips musicales, ¿tendremos alguna producción tuya pronto en las pantallas?

Grabé un video clip hace unos meses, un buen tema: “Libertad” de MINIMAL, que es una banda de Rock/Electrónico con base en Miami. Ahora estoy en conversaciones para un próximo video con una agrupación de Rock también de E.E.U.U. pero aún no puedo dar detalles porque no está confirmado.

¿Cuáles son los proyectos más grandes que tienen a cargo actualmente en tu casa productora Fílmiko?

Estoy agradecido, porque estamos bastante ocupados editando un spot para una compañía de seguros internacional, trabajando a la par en un proyecto de animación y motion graphics para una marca de pasta dental, y preparando el tratamiento para dirigir un próximo comercial para una cadena de restaurantes (no menciono marcas por política de Fílmiko). En paralelo vamos avanzando con la edición de The Cusco Project.

¿Tienes  algún artista en mente con el que siempre hayas deseado trabajar?

Admiro a muchos artistas, quizá sea injusto poner nombres porque no alcanza el espacio, pero si vamos a pecar, los primeros que se me vienen a la mente podrían ser Susana Baca, Lucho Quequezana, Pedro Suarez-Vertiz…

Hace más de una década te estableciste en Miami y has mencionado que el apoyo y relaciones entre productores latinos es buena, ¿puedes comentar más sobre tu experiencia como productor peruano en el exterior?

En mi experiencia, las relaciones con otros productores ha sido buena, claro como en todos lados, también acá se cuecen habas; pero en general hay una industria que se apoya, donde he podido encontrar a profesionales como Danny Pinzón, actual productor de The Cusco Project y colaborador de Fílmiko desde hace años.

¿Qué hace a un buen director de cine?

Yo creo que tengo potestad para decir qué hace a un buen director de cine. Hay muchos aspectos en torno a esta profesión, y cada quien tiene su manera de hacer las cosas. Pero en lo personal creo que, primero, es importante cultivar la imaginación: viajar, leer, ver cine, escuchar música, etc. Segundo, disciplina para canalizar y ejecutar las ideas.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes cusqueños que quieran iniciarse en el mundo audiovisual?

Cada vez van surgiendo en la ciudad pequeños colectivos y redes de microcine que buscan acrecentar la cultura cinéfila del Cusco.
Mi sincero consejo es: no se rindan nunca. Si quieren hacer un cortometraje, película o cualquier formato; armen el mejor equipo de personas que puedan y empiecen a producir. No esperen el momento o la forma ideal en la que pensaron que llegaría su primera película, el mejor momento para hacer tu proyecto es ahora.

Por último, ¿tenemos fecha para una próxima visita tuya en la ciudad?

Aún no tengo fecha exacta pero tiene que ser pronto, definitivamente. Estoy trabajando en eso, para terminar de rodar el documental, y aparte es muy posible que esté por Cusco con otro proyecto que tiene que ver más con el tema educativo. Ya cuando se oficialice les estaré contando más detalles.